Carta de nuestro Director: Gobernabilidad Ambiental

Gobernabilidad Ambiental

Carta al director de El Mercurio 

Peter Kennedy, Director Ejecutivo Fundación Kennedy

Señor Director: 

Chile aspira a ser un país desarrollado, del primer mundo, y ya es miembro de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE). Sin embargo, basta leer las noticias de la prensa nacional para darse cuenta de que Chile es un pais del segundo mundo. Nos referimos al área de la gobernabilidad: las leyes chilenas a veces son confusas, y hasta contradictorias entre sí. Y las autoridades, por desconocer estas leyes o por otras razones, se niegan a aplicarlas. En el área de actividades de nuestra Fundación, que se dedica al cuidado del patrimonio de todos los chilenos – pues los humedales son bienes nacionales de uso público – la inconsecuencia de las autoridades locales es a veces abismante. 

Estamos atendiendo la zona central del país situaciones de ilegalidad en Algarrobo, Melipilla, El Tabo y Zapallar. 

En Algarrobo, una inmobiliaria pretende construir sobre el humedal El Membrillo; y al igual que en El Tabo, se sigue robando arena de sus playas, también en Tunquén. 

En Melipilla, una inmobiliaria está drenando un humedal para construir encima (hay una decisión de la Corte Suprema del 12 de Agosto por el caso Llantén, pero aparentemente llega tarde para salvar la situación de Melipilla). 

En Zapallar, el señor alcalde se niega a implementar una orden de la Dirección General de Aguas, reconfirmada por su propio Director de Obras y el apoyo de los vecinos para eliminar un badén de escombros colocado por una discoteca en forma ilegal, cortando en dos el humedal La Laguna (desembocadura del Estero Catapilco), impidiendo el libre escurrimiento de las (nuestras) aguas. 

Nuestro trabajo es muchas veces ingrato porque las autoridades locales se niegan a hacer cumplir las leyes, aduciendo razones burocráticas y administrativas, pero olvidando el mismo espíritu de las leyes y las responsabilidades esenciales de sus cargos. 

Seguiremos trabajando junto a muchos particulares y empresarios que nos ayudan a hacer un llamado de atención a las autoridades para que cumplan su labor encargada por la Constitución de cuidar este patrimonio irremplazables que nos pertenece a todos.